Pintura al horno

Uno de los aspectos que nos diferencian de la competencia es nuestro servicio de pintura al horno, un tinte más resistente que ofrece multitud de ventajas tanto para los profesionales como para los clientes. 
La pintura al horno es un producto especial que se endurece con el calor, puesto que se aplica a unos 150 °C. Gracias a este método, conseguimos un acabado mucho más resistente y, por lo tanto, más duradero. 

Sin duda, es un proceso más complicado que otros, pero los resultados son mucho más gratificantes tanto para nosotros como para nuestros clientes. Y es que en Talleres Garricar valoramos con creces la satisfacción de nuestros usuarios y los exitosos resultados de nuestro trabajo.

 La sostenibilidad es un término que define a la perfección este servicio, ya que contamos con pintura ecológica que reduce el impacto al medio ambiente, gracias a sus propiedades no contaminantes. ¡En Talleres Garricar pensamos en ti, en nosotros y en el mundo en el que vivimos!